Follow by Email

¿Cómo acceder a mis libros?

lunes, 30 de junio de 2014

Thomas y Albsev... su primer encuentro


Ante los ojos de Albsev

—Woow… Muchas gracias… —Le guiñaba un ojo a la voluptuosa dama y tomando mi agua y mi plato con galletas, me dirigí sin ningún problema a la mesa donde aún había una silla disponible.
—Buenas tardes, disculpe… ¿espera a alguien?
El joven que leía el diario echaba el periódico hacia abajo para verme el rostro… yo esperaba su respuesta mientras él negaba con la cabeza.
Me senté en la silla disponible colocando mi vaso con agua y limón junto a mis galletas, comenzando a comer y a disfrutar de aquello cuando levanto el rostro observando como el imponente joven aún me miraba fijamente.
—Aaammm… lo… lo siento… ¿tú querías?
El joven me observaba sin pestañear mientras me soltaba.
—No gracias, ya comí. —Yo le asentía y seguía comiendo, a lo que el chico volvía a cubrir su rostro con el periódico mientras yo, observando el último partido de béisbol en la primera página del diario que estaba frente a mí, soltaba de golpe.
—Woow… los Medias Rojas de Boston volvieron a perder esta vez ante los Padres de San Diego.
El joven volvía a apartar el periódico observándome detenidamente mientras yo le soltaba señalando la portada del periódico.
—El… el partido de anoche, no lo pude terminar de ver y… y estoy viendo que los Padres de San Diego ganaron de nuevo en las preliminares.
Por la forma en que me miraba podía pensar que estaba a punto de lanzarme una maldición, pero después de doblar el periódico y descruzar las piernas me arrojó un pañuelo para luego tocarse la comisura de los labios como indicándome que me limpiara en aquella zona.
Yo tomaba el pañuelo y me limpiaba agradeciéndole el gesto mientras el joven alegaba.
—¿Eres amante del béisbol? —Yo asentía explicándole que era el capitán del equipo de mi colegio.
—¿Un mago aficionado a la pelota? —Yo le asentía nuevamente observando como al joven se le comenzaba a dibujar una pequeña sonrisa en la comisura de los labios que se borraba rápidamente.
—¿Cuál es tu posición defensora? —A lo que yo respondí terminando de engullir la última galleta.
—Soy el lanzador. —Pasé el tarugo con el agua mientras el joven decía.
—Ese era mi puesto en mi antiguo colegio.
Yo lo miraba asombrado mientras él se abría la chaqueta y se acomodaba el guante que traía.
—¡Vaya!... ¿En serio? —Él me asentía mientras alegaba que a lo mejor para este nuevo año escolar no entraría al equipo.
—¿Y eso por qué? —A lo que el chico respondió.
—Porque donde pienso estudiar no juegan béisbol mágico… ya que juegan con los invenings.
Yo lo miraba fijamente mientras le preguntaba.
—¿Estudiarás en Baylor? —Éste me asintió y recostándose de nuevo en la silla me observaba pegando las yemas de los dedos de ambas manos entre sí.
—¿Puedo preguntar por qué el cambio? —A lo que él respondió de lo más normal.
—Fui expulsado del colegio. —Yo abría grande los ojos mientras preguntaba el porqué de la expulsión, a lo que este respondió.
—Malditas faldas del Girls Preparatory School… una fuerte brisa y te dejan al descubierto las dos nueces y la barra de chocolate.
Aquello hizo que soltara una gran carcajada, mientras él simplemente mantenía una leve sonrisa, la cual se transformó en una mueca algo peculiar.
—Sí que eres ocurrente, eso me agradó —alegaba yo aún muerto de las risas imaginándomelo con el uniforme de aquel colegio mientras él simplemente me miraba, era un chico extraño… serio, con unos ojos bastantes melancólicos… como si algo le atormentara.
—Mucho gusto, mi nombre es Al —soltaba yo ofreciéndole mi mano, presentándome como me llamaban mis amistades más íntimas del colegio.
Éste me tomaba la mano con fuerza mientras se presentaba.
—Lest —soltó éste, y al momento me di cuenta que en el pañuelo había una “L” bordada en una de las esquinas del pequeño recuadro blanco.
—Un placer Lest, espero que seamos muy buenos amigos.

Como Descargar un ebook Gratis en Amazon Kindle





Vaya... después de esto hasta YO me descargue unos cuantos gratuitos.... jajajajaja... sin duda muy fácil... para los que se hacen un 8 descargando en Amazon... se pierden unos muy buenos libros por no intentarlo.

espero esto les sirva... saludos.

domingo, 29 de junio de 2014

Gratis solo hoy DOMINGO



Solo por este domingo podre colocar el libro Gratuito en Amazon hasta que logre renovar un nuevo contrato con ellos.
aquí les dejo el Link... se ha vendido bien... pero nadie a dado su primer comentario... espero alguno lo mas pronto posible.... gracias


ADVERTENCIA: Este libro contiene escenas fuertes de sexo explicito entre hombres. Favor abstenerse de leerlo quienes posean una mentalidad arcaica sobre los gustos sexuales de los personajes. 

RESEÑA 

Un submundo se esconde ante nuestros ojos detrás de un reflejo púrpura. La paz entre los invenings y los magos se vio amenazada durante años a causa de uno de los magos rebeldes más crueles de todos los tiempos, Rómulo Lestinger. 

La A.M.R. logró detenerlo en diciembre de 1995 siendo asesinado por uno de los integrantes de dicha organización, y que ahora es el decano de Baylor School, el señor Henrik Townsend. 

Las investigaciones de complot se extendieron durante los meses siguientes hacia la familia política de Rómulo, los Malswen. 

La noche del 3 de agosto de 1996, comienzan las labores de parto de Ursa Major Lestinger, viuda de Rómulo, y de Ginette Townsend, esposa de Henrik, desatando una tormenta de gran magnitud. Algo pasará… dos vidas, una maldición. 

17 años después de aquella tormenta el primogénito de Rómulo, Thomas Ibrahim Lestinger, y el segundo hijo de Henrik, Albsev Townsend, se encontrarán y lo que por mucho tiempo trataron de evitar, sucederá. 

El destino ha puesto a ambos muchachos en bandos contrarios. Thomas querrá retomar el legado de su padre, y será Albsev quien tratará de detenerlo, cayendo en una tormentosa relación. 

Ambos serán protagonistas de esta historia, demostrándonos que aunque las fuerzas del cosmo escriban un destino para ellos, solo sus propias decisiones y los actos que ejecuten en sus vidas serán las que en realidad sellen sus destinos. 

Esta es la relación prohibida de un par de jóvenes del mismo género, que tratarán de salir airosos de toda una nueva rebelión de magos rebeldes donde solo prevalecerá un propósito... ser la raza dominante. Thomas deberá aprender que la muerte trae más muertes y que el astuto no siempre es el más poderoso. 

PALABRAS DEL AUTOR 

"El reflejo púrpura" es un libro de ciencia ficción que posee una trama muy entretenida que entremezcla acción, intriga, comedia, romance y sexo, que los dejará con deseos de más. 
Es de lectura ligera, fácil de llevar y entender, con personajes entretenidos que te harán reír, llorar y pasar un momento de lectura grato y distinto. 

Espero sea de su agrado.

domingo, 22 de junio de 2014

Libros homoeróticos 1: Arcoíris sensitivo





Quieres leer un buen libro homoerotico gratuito?... ve la reseña de Mani sobre el "Arcoiris Sensitivo" muy bueno... abajo del vídeo esta el Link para descargar el libro en el formato que mejor te guste

sábado, 21 de junio de 2014

Erline... Todo un personaje elfico

Conociendo a Erline Cyreidë Gortmonth


Ante los ojos de Thomas

Yo comenzaba a caminar bajando las escaleras para luego salir del hall y enrumbarme a las afueras en busca del lugar más cercano al río.
Llegaba a una de las orillas tratando de enfocar mi visión en aquella profunda oscuridad mirando a todos lados para estar seguro que me encontraba solo.
Invoqué mi báculo comenzando a conjurar una esfera de fuego, la cual lanzaba con fuerza para ver la distancia que había entre la orilla del colegio y la de la isla Williams, que era como según decía el mapa se llamaba aquella zona.
Sin duda estaba lejos… pero no tanto como para no poder desaparecer y reaparecer con facilidad ante la proclama.
—Desplázarme, isla Williams.
Pero nada sucedía… yo volvía a repetir la proclama pero no ocurría absolutamente nada escuchando como una suave voz aniñada soltaba desde la oscuridad.
—En Baylor no puedes desaparecer y reaparecer a tu antojo.
Yo volteaba a ver de quien se trataba alumbrando hacia un pequeño banco de madera, encontrándome con una joven de cabellos blancos y tez por demás pálida que jugaba muy dulcemente con su cabello.
—Buenas noches —le respondía yo a la joven que alzaba la mirada notando que sus ojos no poseía aquel brillo púrpura, sino que eran en un tono rosa pálido, como los ojos de las muñecas, dándome a pensar como la jovencita sabía lo que yo trataba de hacer si no era una hechicera.
Ella me miraba dulcemente respondiéndome en un tono cortés.
—Buenas noches, joven Lestinger.
Aquello me hacía pensar aún más, si bien había sido expuesto delante de todos en el gym memorial… de seguro para los invenings yo era un estudiante más y se olvidarían por completo de mi nombre y apellido. Yo le sonreía sin inmutarme ante su respuesta.
—¿Qué hace una jovencita tan pequeña y dulce aquí sola en la oscuridad?
Ella me miraba fijamente con aquellos ojos tan extraños respondiéndome mientras acomodaba su falda.
—Me gustan las criaturas míticas que hay en Baylor. —Ella señalaba unos arbustos, apuntando mi báculo a aquella zona observando como un trío de hadas revoloteaban las flores de aquel lugar huyendo de la luz que emanaba del ojo de tigre.
—No les gusta la luz fuerte. —Yo volvía a cerrar el báculo, que se volvía a transformar en mi anillo, sentándome a su lado.
—¿Quién eres? —A lo que la joven respondió.
—Creo que haces la pregunta equivocada, a lo mejor deberías preguntar que soy. —Daemon maldecía en mi interior alegando que no teníamos tiempo de socializar con asquerosos bichos observando como la joven me miraba detenidamente mientras soltaba a continuación.
—Hay alguien dentro de usted joven, y no es bueno.
Yo asentía a sus palabras mientras le pedía a Daemon que se retirara ya que no quería que la joven se sintiera incómoda y se fuera… no era que me interesara, simplemente era curioso y quería saber qué demonios era ella.
—Disculpe usted la intromisión de mi amigo, ¿señorita…?
—Erline —Respondía la niña, a lo que yo alegaba.
—Es un gusto señorita Erline. —Yo le extendía mi mano y ella me sonreía sin tomármela, haciendo que yo arrugara el rostro ante su mala educación mientras Daemon soltaba en un tono irritante.
“Maldita cosa, desde que se independizaron ahora se creen superiores a nosotros”.
“¿Sabes lo qué es?”, le preguntaba yo apremiante, a lo que el demonio soltaba con desdén.
“Mira sus asquerosas orejas”.
Yo le sonreía a la chica tratando de verme amable y cortés mientras ella me decía con un tono suave.
—No es por usted que he sido grosera, pero nosotros no acostumbramos a tocar seres de alma impura y… “su amigo”, como usted le ha llamado, no me agrada.
Daemon comenzaba a perder el control haciendo que mis ojos se tornaran negros, volteando la mirada para que ella no pudiera ver mis ojos ennegrecidos.
“Cálmate maldita sea, déjame solo. ¿Quieres?”
El demonio se retiraba al fin después de maldecir a la chica tantas veces como se le era posible, mientras yo recostándome del asiento le soltaba a continuación.
—Y dime algo Erline… —Yo acercaba una mano a su plateada cabellera para colocarle el cabello detrás de la oreja mientras le preguntaba.
—¿Tú cómo sabes que en Baylor tienen prohibido desaparecer y reaparecer en diferentes lugares?
A lo que la joven respondía después de volver a ocultar sus orejas puntiagudas dándome por sentado lo que era, una elfa.
—Están en las reglas del colegio para los magos, creo que usted no se leyó bien la documentación que se le entrega a todo nuevo alumno que ingresa a este plantel.
A lo que yo le respondía por demás entretenido.
—Mmm… creo que esa parte de mi documentación se extravió.
Ella me miraba fijamente sonriéndome mientras me decía levantándose de su asiento.
—Debo admitir que es muy convincente mintiendo joven Lestinger, pero debe hacer un esfuerzo mayor conmigo… no soy fácil de engañar.
Ella comenzaba a caminar rumbo a su dormitorio imaginando que esos seres compartían con las hechiceras el dormitorio Lowrance, ya que mi dormitorio y el dormitorio al que la chica se dirigía eran los adjudicados a magos y hechiceras que estudiaban en aquel plantel.
Yo le observaba mientras se retiraba preguntándole antes de que se alejara.
—¿Cómo puedo acceder a la isla? —A lo que la chica deteniéndose volteaba para responderme.
—Puede ir en alguna de las clases de excavación que imparte el colegio, aunque me imagino que pretende ir en un momento más solitario así que no le queda de otra que mojarse, joven Lestinger… le puedo explicar cómo llegar sin ser arrastrado por la corriente, o peor aún… que alguno de los seres que habitan en esas aguas lo quiera a usted como entremés.
Yo le asentía agradeciéndole la ayuda mientras retrucaba ante sus palabras que yo jamás era un entremés sino el plato principal a degustar, solo por el deseo de escuchar aquella vocecita cantarina que poseía la jovencita, que al parecer a Daemon le irritaba pero a mí me atraía demasiado.
—Pues sin ánimos de ofenderle joven, está algo delgado, no creo que logre calmar el hambre de alguna bestia marina, pero espero que por lo menos su sabor no sea tan desagradable como el de los trolls.
Ella se despedía moviendo su mano de un lado a otro y yo le guiñaba un ojo haciendo que la joven elfa riera dulcemente mientras yo me quedaba observando a la oscuridad, pensando en las miles y un posibilidades de llegar a aquel lugar sin tantos problemas sintiendo uno de esos momentos de paz sin el demonio, antes de volver a la habitación.
Comprar el libro

El Reflejo Púrpura: Solo por este Domingo.... GRATIS

El Reflejo Púrpura: Solo por este Domingo.... GRATIS: Solo hoy domingo el libro se encontrara gratuito en Amazon... Nota: No puede descargar si no posee cuenta Amazon... muchos lo saben pe...

martes, 17 de junio de 2014

FanFic... de Twilight por Erick Martinez

Para los amantes de Twilight y el Slash o Yaoi... aqui les dejo tres que hice ya hace tiempo... espero que les guste y dejen Comentarios.


Crepúsculo de dos mundos          Eclipse al amanecer              Lunasticio de dos lunas

lunes, 16 de junio de 2014

El libro físico en oferta

Ya amazon posee el libro físico y lo tiene en descuento de promoción de un 10% menos, del costo real
de 22 $ lo tiene a tan solo 19,80 $
Comprar

lunes, 9 de junio de 2014

Ya a la venta el libro fisico por Createspace

El Reflejo Púrpura
Ya se encuentra a la venta el libro físico para quien este interesado en adquirirlo.

Publication Date:
jun 09 2014
ISBN/EAN13:
1499795629 / 9781499795622
Page Count:
652
Binding Type:
US Trade Paper
Trim Size:
6" x 9"
Language:
Spanish; Castilian
Color:
Black and White
Related Categories:
Juvenile Fiction / LGBT

lunes, 2 de junio de 2014

El Reflejo Púrpura - Foro de Literatura LGTB

(1) El Reflejo Púrpura - Foro de Literatura LGTB

El Reflejo Púrpura: Cita: "El Reflejo Púrpura" (Cap. 2)

El Reflejo Púrpura: Cita: "El Reflejo Púrpura" (Cap. 2): Lucian y Azcassia Malswen Ante los ojos de Lucian Desaparecí del despacho de Alexander con ayuda del nexus que había en su oficin...

Cita: "El Reflejo Púrpura" (Cap. 2)

Lucian y Azcassia
Malswen

Ante los ojos de Lucian
Desaparecí del despacho de Alexander con ayuda del nexus que había en su oficina, la pequeña lámpara de araña de bronce que colgaba arriba del escritorio del jefe de la policía, reapareciendo justo en el sendero que daba a la casa gracias al buzón que se encontraba en aquel lugar y servía de nexus.
Comencé a subir caminando ya que no poseía mi báculo, los magos solo podíamos usar el báculo para trasladarnos en distancias cortas y fuera de algún inmueble, jamás dentro de estos, para esos casos utilizábamos los nexus.
Llegué al fin a la casa donde tan solo se notaban dos luces encendidas, la de mi habitación, la cual compartía con Azcassia, y la de Drake y su esposa Artemisa.
Entré tratando de no hacer ruido observando todo el lugar, habían limpiado toda aquella sangre y todo se encontraba en su sitio, pero la casa estaba a oscuras, como si no hubiese nadie en ella.
¿Azcassia? gritaba yo apostado en el amplio salón, escuchando como Azcassia salía de la habitación observando hacia la planta baja recostada del barandal de madera donde yo le esperaba con una amplia sonrisa. Ella bajaba rápidamente las escaleras abrazándome y besándome con intensa pasión mientras yo suspiraba sintiendo calma en mi corazón al tenerla cerca.
Perdóname por ponerte en esta vergüenza, lamento tanto… Pero ella me hacía callar volviendo a besarme alegando a continuación.
Ya todo pasó y tú eres inocente, sino no estarías aquí, ¿cierto?
Yo comenzaba a sentirme mal ante sus suposiciones, escuchando como Drake me llamaba bajando las escaleras abrazándome fuertemente.
Yo le correspondía el abrazo soltándole a Azcassia con vergüenza en mi rostro.
Estoy libre porque negocié mi libertad con Alexander a cambio de… El teléfono de la casa sonaba y yo tomaba el aparato escuchando la voz de Randall completamente asombrado al escuchar quien le respondía.
¿Lucian? —Yo le afirmaba al hombre sus sospechas mientras le soltaba a continuación.
Randall, ya no debes huir… hice un trato con las autoridades y aquello también te beneficia a ti.
Pero el joven y rebelde mago alegaba que él no creía en cuentos de policías y mucho menos del condenado de Alexander que era un zorro viejo.
No tienes que volver si no quieres Randall, pero promete hacer todo lo que te diga, por el bien de Thomas y el tuyo propio, maldito demente.
El joven asentía ante mis palabras mientras yo le daba instrucciones de a donde debería dirigirse y con quien hablar en Noruega, que era donde el muy cretino se había ido a esconder.
Él asentía a todo lo que yo le decía escuchando a lo lejos el llanto del bebé, preguntándole que le sucedía, a lo que él me respondía en un tono de pesar.
¿Lucian?... ¿Tú sabes algo sobre el brazalete de Ursa? Yo miraba a Azcassia, la cual se encontraba pegada al auricular del teléfono y ésta arrancándomelo de las manos le espetó en un tono molesto.
¿Qué le hiciste al niño, maldito estúpido? Yo trataba de agudizar mi oído observando como Drake se sentaba en uno de los muebles sin decir ni una palabra.
Yo… yo no… no sabía Azcassia, yo… yo lo vi en el suelo, lo tomé y lo escondí entre las mantas de Thomas, el brazalete está adherido al brazo del niño y no para de llorar, no puedo quitárselo.
Yo cerraba los ojos suspirando para controlar el intenso pesar que sentía ante aquella noticia, mientras era Azcassia la que se lo tragaba en ofensas e insultos explicándole que aquella cosa estaba maldita.
Yo le quitaba el teléfono observando cómo Artemisa se acercaba a la escalera, haciéndole un ademán a Drake de que se la llevara a su habitación.
Escúchame atentamente, debes proteger a Thomas… él es el futuro Señor Terror… debes protegerlo Randall a como dé lugar y tratar de que su pequeña alma no se corrompa… ¿Me estás escuchando?
Randall respondía afirmativamente mientras yo le explicaba la protección que debía de hacer día a día al pequeño para poder salvar su pobre alma de aquella maldición.
Se volvía a escuchar el llanto del bebé y luego su forma de llorar cambiaba a la de aquel bebé deforme que había muerto, volviendo a escucharse nuevamente el llanto normal.
¿Randall? Yo comenzaba a escuchar golpes como si el joven perdiera el control y lanzara cosas contra la pared.
No puedo con esto Lucian, lo arruiné, arruiné todo maldita sea soltaba él en un tono desesperado comenzando a llorar mientras yo le decía a continuación.
Dame solo una semana, debo terminar mis asuntos con Alexander y pedirle que me permita viajar… quiero que te calmes, que busques a quien te indiqué y que me esperes allí, ¿está claro?
El chico me asentía tratando de calmar su llanto de frustración soltándome a continuación.
Tomé la poción purificadora, ¿sabes?… la que usan para bendecir a los magos recién nacidos. Yo le asentía incitándole a proseguir.
Cuando solté un poco de aquello en la frente de Thomas el niño chilló como si aquello fuese acido, su rostro se desdobló y luego volvió a ser el mismo bebé de siempre.
Aquello sin duda no era el brazalete, había algo más dentro de él… Recordé el momento en que trataba de separar a ambos bebés.
El alma del otro bebé infectó el cuerpo de Thomas.
Randall suspiraba comenzando a explicarme lo que había sucedido con el Recaudador de Báculos, recitándome las palabras exactas que aquella criatura mítica le había soltado.
¡Dos almas en un mismo cuerpo!… repetía yo sin poder creer aquello Maldito idiota, ¿por qué no me lo dijiste?
A lo que Randall alegaba que no le habían dado tiempo ni a pensar entre la confusión de los báculos con el indeseable de Henrik, el cual se había convertido de nuevo en padre aquella misma noche.
Yo observaba como la pequeña erkling nos miraba a todos desde la puerta que daba a la cocina, sin darle importancia al asunto de los Townsend.
Te enviaré a Whinish para que te ayude con Thomas… ellos son muy pacientes y buenos para cuidar niños, no la maltrates, ¿me has oído?
El chico me asentía escuchando como trataba de calmar al niño que no paraba de llorar mientras yo le explicaba a continuación.
Randy, haremos las cosas como se debieron haber hecho, necesito tu calma y cordura o nos iremos todos al mismísimo infierno, ¿me has oído?
Randall me volvía a asentir, a lo que yo me despedía informándole que mandaría a la criatura doméstica a ayudarle, trancando la llamada, pidiéndole a Azcassia que buscara una buena cantidad de dinero para enviárselo al muchacho con la pequeña criatura, ordenándole a Whinish que se acercara hasta mí.
Irás con el señor Randall a Noruega… ¿Me has entendido? La pequeña erkling me asentía mientras yo le entregaba una pequeña bolsa de cuero con rollos de dólares dentro de ésta.
Cuidarás a Thomas con tu vida, día y noche sin descansar, él es muy, muy importante para todos nosotros, ¿está bien?
La erkling asentía nuevamente desapareciendo del lugar, mientras Drake bajaba de nuevo las escaleras pidiendo una explicación de cómo demonios había salido de la cárcel y cuál era el trato que yo tenía con Alexander Crow, a lo que yo le respondía a mi hijo abrazando a mi esposa con fuerza.
Todos nos iremos al infierno… y digo todos… magos, criaturas mágicas, invenings y cuanto ser exista en este planeta, sino detenemos al próximo amo del terror.
Azcassia se abrazaba a mí con fuerzas mientras Drake preguntaba si se trataba de aquel niño que había nacido del vientre de su tía Ursa, a lo que yo le asentía escuchando el horror que mi hijo soltaba a continuación.
¿Pues por qué no lo matamos ahora que es tan solo un niño? Yo me acercaba a Drake soltando a Azcassia, la cual ya sabía lo que yo haría a continuación tratando de detenerme conociendo el carácter que me precedía.
Lo miré indignado lanzándole dos buenas bofetadas bien asentadas, soltándole a continuación.
¿Qué harías si yo te dijera que el futuro Señor Terror es tu futuro hijo, Orión?... ¿Serías capaz de ir a clavarle un puñal en el vientre a tu mujer, Drake?
El joven me miraba con la boca abierta y una mano temblorosa posada sobre una de sus mejillas, negando con la cabeza ante aquella pregunta.
Entonces no digas idioteces, que si tú no sientes nada por ese niño yo sí y no permitiré que nada ni nadie le haga daño, ni siquiera él mismo, ¿me has entendido? Drake me miraba serio, volviendo a asentir de mala gana, bajando la mirada.
Ahora si me disculpan, ha sido un largo día y deseo descansar.
Yo tomaba la mano de mi esposa, la cual se detenía posándose en frente de Drake.
Por cierto, me tomé el atrevimiento de comprar la piedra de nacimiento de Orión, ten… Ésta posaba una brillante y pulida piedra de turmalina sobre la palma de la mano de muchacho, el cual le agradecía el gesto. Ella comenzaba a subir conmigo las escaleras, a lo que yo le preguntaba.
¿Crees que Drake en verdad nos ayude?
Azcassia sonreía con cierto aire de prepotencia soltándome a continuación.
Lo hará… tal vez no por Thomas, ni por ti… y mucho menos por mí, pero si lo hará por Orión, eso tenlo por seguro.
Yo no comprendía a que se refería con aquellas palabras, pidiéndole que por favor me explicara aquello, a lo que mi esposa respondía con una amplia sonrisa, justo en el marco de la puerta de la habitación.
Tú solo confía en mí, querido… recuerda que… lo que de la boca sale, del corazón procede y mi corazón de hechicera es fuerte y jamás se equivoca.
Ella caminaba hacia el closet en busca de mi báculo, posándolo enfrente de mí, acariciando la ágata que sostenían las fauces del dragón elaborado en bronce en el mango de mi báculo en forma de bastón guiñándome un ojo.
Eres una arpía mujer le decía, soltando una carcajada mientras ella se aferraba a mi cuello alegando que aquello era un cumplido para ella.
En la privacidad de nuestra habitación le demostré a mi esposa lo mucho que le había extrañado, sin duda pasara lo que pasara yo era afortunado, tenía la mejor mujer del planeta y una de las más extraordinarias hechiceras de nuestro mundo.
Esta noche no había que preocuparse, ni la próxima ni la siguiente… pero el pasar del tiempo a veces se hace eterno y otras veces simplemente pareciera que diecisiete años solo habían sido unas cuantas semanas atrás.


Donde Obtener el libro? Pulsa aquí

domingo, 1 de junio de 2014

El Reflejo Púrpura: Solo por este Domingo.... GRATIS

El Reflejo Púrpura: Solo por este Domingo.... GRATIS: Solo hoy domingo el libro se encontrara gratuito en Amazon... Nota: No puede descargar si no posee cuenta Amazon... muchos lo saben pe...